Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

ESPERANDO LA NOCHE

Imagen
Estaba esperando la noche, al final la obscuridad era total. En la lejanía se veía algún vehículo circulando pero a medida que pasaba la noche los vehículos dejaron de pasar. Delante de mi castillo estaba posicionado observando los sonidos y un potente foco iluminaba el camino de acceso a mi posición.
Cuando había pasado bastante rato sin que ninguna luz de vehículo interrumpiera mi soledad apagué el foco para que la obscuridad me cubriera por completo.
El cielo estaba estrellado y solo el sonido de los grillos parecía querer hacerme compañía.
En ese momento sin seres humanos cerca de mi posición, en mitad del campo, sin luz, empecé a escuchar los sonidos de la noche hasta que se convirtieron en secundarios.
Había llegado el momento de dejar aflorar sentimientos y pensamientos aunque las imaginaciones todavía poderosas pretendían hacerme ver y sentir lo inexistente.
En mi mano el mando a distancia del potente foco que me devolvería la tranquilidad en caso de que algo o yo mismo alterara…

EXISTENCIA

Imagen
Nos dicen que venimos a este mundo a trabajar, estudiar y a producir. Pero realmente venimos a eso o quizás venimos a algo más. La toma de conciencia del proceso existencial es quizás un poderoso medio meditativo del que no se nos informa cuando somos jóvenes. En el contexto universal la existencia consciente o simplemente la existencia puede ser la llave que nos abra la llamada existencia con mayúsculas.

APRENDIENDO DEL PASTOR

Imagen
A pocos metros de mi castillo un pastor de más de ochenta años saca a pasear 11 ovejas ancianas. Me explica que algunas tienen 18 años y que ninguna tiene dientes. Son el recuerdo de una vida y quizás el patrimonio testimonial de miles de experiencias que ahora en soledad y con gran claridad mental repasa sin críticas. Cuando puedo me acerco a su pacifico despacho de tierra marrón y cielo azul para cambiar impresiones de cosas tan triviales como importantes para la vida cotidiana de las personas. Su vista perfecta me deja perplejo pues consigue ver cosas que yo a pesar de mis gafas no consigo detectar. Su fino oído distingue y cataloga el animal que lo produce dejándole impertérrito aunque observe en mi cierta inquietud por el desconocimiento de la naturaleza. La primera lección de vida quizás sea muy sencilla.