Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

LA VIDA INVERSA

Imagen
Estaba en mi retiro dorado acompañado tan solo de mi homúnculo que ocioso contemplaba la naturaleza que no podía sentir. Le pregunté si veía las cosas y me dijo que claro que las veía pero no las sentía, recordándome que él era un producto de mi mente y que por eso tenía unas cualidades explicitas y nada más.
¿Serias capaz de hacer el recorrido inverso de la vida llegando al punto de nacimiento en este mundo?, le pregunté. Se puso a refunfuñar como cuando veía un esqueleto andando por la calle y me dijo que él siempre estaba en presente infinito. Y añadió, al no disponer de mente humana no podía imaginar ni hacia delante ni hacia atrás. Eso era un problema humano del que él se había librado cuando se crearon los homúnculos.
Bien, le dije, pero en mi viaje inverso me seguirás acompañando o tendré que producir otro tipo de homúnculo. No hace falta, me respondió, todos somos iguales, somos los esclavos de la mente que nos crea y desparecemos cuando nuestro “amo” se desencarna o cuando no…